Robotización

Comedores inteligentes, innovación para la ganadería de precisión

Este desarrollo de técnicos de Anguil, La Pampa, permite evaluar el ganado durante la alimentación a través de un chip incorporado en la caravana. Ayuda a determinar cuáles son los animales más eficientes en la conversión de alimento en kilos de carne.

Fotos gentileza investigador
Comedores inteligentes, innovación para la ganadería de precisión

El comedor inteligente permite evaluar el consumo individual y el comportamiento de cada animal perteneciente a un rodeo determinado. Se basa en la automatización, el desarrollo y la optimización de comederos, para el monitoreo de la alimentación del ganado ovino y bovino y es adaptable a otro tipo de producciones.

Este desarrollo, diseñado en el INTA Anguil –La Pampa–, es un sistema que provee de información precisa y hace posible, entre varias aplicaciones, seleccionar los individuos más eficientes desde el punto de vista de la conversión del alimento a carne.

“Queríamos conocer en detalle cuál es el comportamiento real de cada animal durante la alimentación”, señaló Ricardo Garro, coordinador del laboratorio de robótica del INTA Anguil, y agregó: “Para eso, incluimos un chip en la caravana de cada ejemplar y, mediante sensores ubicados en los comederos, sabemos durante cuánto tiempo come”.

“Cuando el animal ingresa al comedero, hay un lector de caravanas que identifica al individuo y, por medio de una balanza, podemos determinar cuánto comió en ese periodo de tiempo”, (Ricardo Garro).

Los animales son la fuente de información a partir de un chip incorporado en la caravana de cada animal. Con tecnología apropiada para el registro y procesamiento de datos, el productor podrá conocer, en tiempo real, el consumo de alimento de un individuo.

“Cuando el animal ingresa al comedero, hay un lector de caravanas que identifica al individuo y, por medio de una balanza, podemos determinar cuánto comió en ese periodo de tiempo”, detalló Garro.

A partir de los datos recabados se puede establecer con precisión los consumos individuales diarios y promedios semanales. Y aunque las primeras pruebas de diseño se realizaron en ganado bovino, es apto para ovinos y puede adaptarse a otro tipo de producciones.

Esta tecnología del INTA, reconocida con el premio de oro por el Centro Internacional de Innovación en Tecnología Agropecuaria (CiTA), busca determinar cuáles son los animales más eficientes en la conversión de alimento en kilos de carne.

“Esto es importante por esa condición genética es medianamente heredable en la descendencia y es información que se puede usar en selección de un rodeo”, expresó Garro.

Los comederos inteligentes pueden aportar detalles del comportamiento de cada animal en un rodeo. Pero, además de identificar cuáles son los animales más eficientes de un grupo y cuales tienen mejor índice de conversión, este desarrollo permite detectar patrones de comportamiento. “Si un animal redujo el consumo de su ración, sirve para tener una alerta temprana y se puede tomar como advertencia”, manifestó Garro.

Desde hace más de dos años, el equipo de Robotización junto con el de Ganadería del INTA Anguil trabajan en el desarrollo del dispositivo. En la actualidad, llevando adelante la primera evaluación de consumo de manera automática del país en un rodeo de 43 toros. Allí, no sólo contabilizan cuánto alimento ingiere cada animal y durante cuánto tiempo, sino que, además, analizan diferentes raciones y las respuestas que tienen los animales. 

El ganado es la fuente de información a partir de un chip incorporado en la caravana de cada animal. 

“Contar con mayor información sobre el ganado nos da una ventaja comparativa y aumenta la velocidad y eficiencia en la toma de decisiones”, evaluó Aníbal Pordomingo -coordinador del programa Carnes y Fibras del INTA-, y añadió: “El desarrollo de este tipo de tecnología nos permitirá gestionar mejor el sistema productivo”.

En este sentido, Pordomingo destacó la importancia de desarrollar sistemas para obtener información de forma automática: “Buscamos que sea efectivo y que ayude al productor en la toma de decisiones inteligentes”.

Si bien es una tecnología que ya existe en el mundo, el desarrollo del INTA Anguil incluye características propias de la región y busca dar solución a las múltiples problemáticas que se dan en el ámbito local.

 

El INTA en el celular

Recientemente se presentó una nueva vía de relacionamiento desde dispositivos móviles, para que, desde cualquier región y segmento productivo, el INTA esté a solo un clic.

Con esta aplicación el organismo “se adapta a nuevas demandas que surgen de la mano de los cambios en las tecnologías para estar siempre cerca del sector productivo, para llevar un asesoramiento y atender cualquier consulta”, explicó Juan Manuel Fernández Arocena, director nacional asistente de Sistemas de Información, Comunicación y Calidad del INTA,

Esta herramienta de gestión innovadora, que propone se propone como una actualización de las formas de consulta e intercambio entre técnicos y usuarios del sistema de extensión del organismo, también recibió de CiTA el galardón en la categoría Apps.