Cómo construir una librería de genes

Para construir la biblioteca de nanoanticuerpos de llamas, el equipo de investigadores utilizó bacterias (E. coli) que se infectan con un virus (fago helper).

Durante este proceso, los fagos se enfrentan al antígeno (en este caso proteínas del virus SARS-CoV-2) y se seleccionan los que lo reconocen. Luego, se infectan nuevas bacterias con los fagos que reconocieron las proteínas del virus. Este procedimiento se repite tres veces seguidas para aumentar las chances de encontrar nanoanticuerpos específicos.

Finalmente, se seleccionan las bacterias que contienen el gen del nanoanticuerpo que neutraliza la proteína del SARS-CoV-2, se las multiplica en placas con medio de crecimiento y se seleccionan las colonias de bacterias que poseen los distintos genes que codifican para distintos nanoanticuerpos.

- Volver a: Construyen una biblioteca de nanoanticuerpos de llamas contra la COVID-19