Cooperación internacional por “Una Salud”

Desde el 2000, la OMS, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE, por sus siglas en inglés) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) promueven el concepto “Una Salud” (One Health). Se trata de una iniciativa en la que tanto la salud humana como la sanidad animal son interdependientes y están vinculadas a los ecosistemas en los cuales coexisten.

“Está claro que las enfermedades que afectan a los animales tienen un impacto significativo en la salud pública, debido a que se pueden transmitir a las personas en forma directa o a través del consumo de alimentos contaminados”, señaló Pérez Filgueira quien advirtió que “esta pandemia es una llamada de alerta sobre la necesidad de coordinar las políticas de seguridad agroalimentarias en el mundo”.

“Desde el concepto de ‘Una Salud’ es fundamental revisar los métodos de producción animal intensivos para entender e identificar cuáles son los procesos que propician la aparición de este tipo de patógenos”, indicó el especialista del INTA y agregó: “Si no somos capaces de modificar nuestras prácticas de producción, respetando el medio ambiente natural para las producciones intensivas y estableciendo mejores estándares internacionales de seguridad agroalimentaria, esto va a volver a pasar”.

De acuerdo con un informe elaborado por la OIE, “el 60 % de los patógenos capaces de atacar al hombre y de causar zoonosis, es decir, enfermedades humanas de origen animal, provienen de los animales domésticos o salvajes. Combatir todos los patógenos zoonóticos controlándolos en la fuente animal es la solución más eficaz y más económica para proteger al hombre y requiere un enfoque político original que conduzca a inversiones específicas en materia de gobernanza, en particular, de la orientación de los recursos públicos y privados”, apunta el documento. 

 

- Volver a: El desafío de entender qué es el SARS-CoV-2