Tecnologías

Los promotores de crecimiento presentan buenos resultados en trigo

En un reciente ensayo realizado por técnicos del INTA, donde se usaron como tratamientos de semillas, se alcanzó un incremento de más de 3 quintales por hectárea en el rendimiento de cereal. 

Buenos resultados en trigo

Frente al aumento de la demanda mundial de alimentos en cantidad y calidad, los investigadores trabajan en nuevas tecnologías para incrementar la producción agropecuaria, especialmente de trigo.

Nuevos desarrollos de productos biológicos con menor impacto ambiental resultan herramientas que tienen como principal atributo aportar a la sustentabilidad de los sistemas productivos y, desde el punto de vista económico, tener mejores índices de retorno.

Esto llevó los técnicos del INTA a realizar un ensayo a campo durante la campaña 2016/17, donde se logró un incremento de “unos 350 kilos de rendimiento, gracias al uso de promotores”, afirmó Marcelo Javier Beltran, técnico del Instituto de Suelos del INTA Castelar. Esto le permite al productor “cubrir el costo del inoculante y tener una ganancia”, aseveró.

En el informe titulado “Efecto de diferentes promotores de crecimiento sobre el cultivo de trigo”, se presentan los resultados del ensayo realizado en la Unidad Demostrativa Agrícola del INTA San Antonio de Areco -Buenos Aires-.

Con promotores se alcanzó un crecimiento promedio de rendimiento de entre 333 y 238 kg por hectárea.

Beltrán junto a Fernando Mousegne –de la Estación Experimental de esa localidad- pudieron evaluar el efecto de dos productos orgánicos a semilla como estimuladores de crecimiento y potenciadores de rendimiento.

“El uso del promotor a base de compuestos orgánicos como tratamiento de semillas incrementó significativamente los rendimientos de trigo, principalmente por una mejora en el número de granos”, explicaron en el documento.

Desde hace cuatro años trabajan con promotores de crecimiento en cultico de trigo, centeno y en soja -en verano-. “En lo que hace a las gramíneas invernales, principalmente trigo, vemos que genera mayor cantidad de macollos. Tenemos mayor cantidad de espigas por metro cuadrado, con mayor número de granos y, finalmente, mayor rendimiento”, expresó Beltrán.

En la unidad demostrativa del establecimiento “La Fe” sembraron semillas de trigo a las que aplicaron dosis de promotor a base de compuestos orgánicos –se trabajó con una marca comercial -50 cm3 cada 50 kg de semillas-, con sepa autóctona de hongo Trichoderma spp. -200 cm3 cada 50 kg de semillas-, y compuesto comercial más Trichoderma (se sumaron las dosis con una aplicación total de 250 cm3 entre ambos productos). Además, contaron con semilla testigo donde no aplicaron productos.

Esta tecnología cuenta con una baja adopción por parte de los productores “por desconocimiento” (Marcelo Beltrán).

Así, pudieron determinar un crecimiento promedio de rendimiento de entre 333 y 238 kg por hectárea, para los tratamientos con promotor a base de compuestos orgánicos –solo- y sumado Trichoderma, respecto a la plantación testigo sin tratar. Las variables que consideraron estuvieron en función de: componentes de rendimiento, número de macollos, de espigas y de granos, peso de 1000 semillas, y de rendimiento.

La utilización de promotores de crecimiento, inoculantes, bioestimulantes e inductores de defensa en cultivos de gramíneas, “a pesar de tener años de investigación, desarrollo y ensayos demostrativos a campo, no tuvieron una adopción significativa tal como la tuvo el uso de inoculantes en soja”, destacan los autores del estudio.