Capacitación

RIA realizó una capacitación sobre edición génica

Conocer acerca del futuro de la edición génica, fue el objetivo de la jornada organizada por la Revista de Investigación Agropecuaria (RIA) del INTA, destinada a instituciones del sector, comunicadores y periodistas científicos.

La capacitación organizada por la Revista RIA del INTA y el Servicio de Prensa y Divulgación Científica y Tecnológica (SLT), de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (FAUBA), convocó el jueves pasado a especialistas de ambas instituciones quienes se refirieron sobre el cambio de paradigma que propone la edición de genes frente a los organismos genéticamente modificados (OGM).

Durante el encuentro, Daniel Salamone –FAUBA, Conicet- y Andrés Cernadas – Instituto de Biotecnología (IB) del INTA, FAUBA- presentaron en ese orden los alcances de la edición génica aplicada en el área animal y vegetal. Una técnica que está signada como una de las de mayor potencial en el ámbito agropecuario como de salud humana, al permitir la modificación dirigida de secuencias del genoma de un organismo.

Salamone, quien estuvo acompañado por Oscar Taboga –INTA, Conicet- y Rafael Fernández Martín –FAUBA-, se refirió a las posibilidades de las herramientas de edición génica en un recorrido sobre cómo se trabajó en transgénesis y de qué manera surgió esta nueva fase. 

Para graficar esta tecnología y lo que posibilita hoy para la ciencia, se basó en una analogía que se refirió a las posibilidades de acertar a ciegas el golpe a una "piñata" frente a las que se presentan, al dar en el blanco, con un "tiro de precisión".

Se trata de una condición donde "la edición de genes genera grandes avances científicos respecto de la transgénesis", dijo Salamone, quien integró el equipo de investigadores de ambas instituciones que logró eliminar el gen de la vaca loca en embriones. 

"La edición de genes genera grandes avances científicos respecto de la transgénesis".

Ya se trabaja en "una nueva generación de animales producidos por este tipo de tratamientos", dijo el investigador, quien aclaró que se busca: "Obtener ejemplares vivos resistentes a enfermedades y para que se conviertan en productos comercializables". 

Todos temas sobre los que giraron las preguntas de los asistentes, con el fin de conocer más acerca del avance de estas investigaciones y las inversiones requeridas, además de consultar sobre cambios en la regulación actual.

El investigador explicó que actualmente las investigaciones se desarrollan sobre embriones y la edición genética, en un futuro no lejano, ayudaría a producir cerdos con corazones destinados a trasplantes, vacas con leches especiales y animales más productivos.

Cernadas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Posteriormente, Andrés Cernadas quien disertó acompañado por Gustavo Schrauf –FAUBA- y Fernando Carrari –INTA, Conicet-, presentó un recorrido de la edición génica desde el mejoramiento vegetal. Cernadas la definió como "una técnica de ingeniería genética que permite adicionar, borrar o reemplazar una determinada parte del ADN de un genoma en un organismo". Es decir, que puede hacer estas tres cosas de una secuencia de ADN.

En esa línea, destacó las ventajas que esta técnica presenta frente a otras. No sólo permite incorporar material genético de otra especie como la transgénesis, sino que lo puede hacer de una manera dirigida y hasta, incluso, modificar una región del genoma de manera específica sin necesidad de incorporar material de otra fuente.

Esta técnica permite editar los genes de modo similar a un procesador de texto.

Los expositores reconocieron que esta técnica permite editar las palabras, es decir, los genes, como si se cortara y pegara en un procesador de texto. La precisión que se logra facilita cortar en el lugar que se desea y entre los bordes de ese corte insertar un segmento de ADN que tiene los bordes iguales, pero un contenido distinto en el centro. 

De acuerdo a esta secuencia, los investigadores pueden escribir estas nuevas letras o palabras que agregan al ADN, según sus intereses. Al conseguir editar estos genes "podríamos elevar el valor nutricional y el rendimiento del cultivo, le daríamos un considerable valor agregado", indicó Cernadas.

La capacitación se llevó a cabo en el Centro de Educación a Distancia del Pabellón de Bioquímica de la FAUBA.