suelo

La red MARAS, disponible en una base de datos internacional
AMBIENTE

Brinda información de los 426 puntos de monitoreo ambiental en Regiones Áridas y Semiáridas de la Patagonia argentina, así como una descripción completa de la metodología desarrollada por el INTA quedaron alojados en Scientific Data de la revista Nature. De acceso abierto, aloja bases de datos científicas a escala global.

 

En Santa Cruz, usan escarabajos como indicadores de servicios ecosistémicos de biodiversidad
Suelos patagónicos

Son investigadores del INTA y el CONICET quienes crearon el mapa potencial de biodiversidad a partir de estos coleópteros. Avanzan así en la caracterización ambiental, usos del suelo y análisis de eficacia de las áreas protegidas en la Patagonia austral.

Los beneficios de las comunidades microbianas en la agricultura
Suelos

El investigador del INTA, Daniel Grasso, propone el estudio de las comunidades microbianas para conocer el impacto de las prácticas agrícolas sobre la calidad del suelo.

"SAOCOM es el mayor desafío que ha tenido el país en el área satelital"
Innovación aeroespacial

Laura Frulla, investigadora principal de la misión y referente del satélite de observación argentino, reconoce el carácter estratégico y los aportes para el agro. Desarrollado por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales -CONAE-, permitirá medir la humedad del suelo y alertará sobre potenciales inundaciones, incendios y enfermedades de interés agrícola.

“El MACS G20 es una vidriera para el agro argentino”
CIENCIA Y TÉCNICA

La afirmación es de Juan Balbín, presidente del INTA, y resume la importancia que tiene para el país el encuentro de líderes científicos agrícolas (MACS) que sesionará en San Salvador de Jujuy a fines de mayo. Anticipa el marco de temas para tratar y el lugar del instituto, con responsabilidad en organizar y presidir los debates.

El resguardo del suelo se transformó en el reto del siglo
AGRICULTURA SUSTENTABLE

En la Argentina, es la principal fuente de ingresos y motoriza la economía nacional. Gracias a la incorporación de tecnología y prácticas de conservación, en los últimos años, se cuadruplicó la cantidad de granos producidos por hectárea. Esto ejerce mayor presión sobre un recurso que no recibe los cuidados adecuados. En este contexto, la sistematización de los lotes ayudaría a reducir la erosión del suelo y las pérdidas económicas.